larga-vida-aplicador-de-rimel

 
Si tienes una mascara de pestañas por la que lloras cuando empieza a secarse y llega su fin, te propongo una idea para reciclarla y darle una segunda vida.

La clave de un buen rímel suele estar en el tipo de cepillo, por eso si guardamos limpio el aplicador y lo introducimos en el tubo de otra máscara de pestañas en buen estado, podremos disfrutarlo unos meses más ;).

Me «entristecí» mucho el día que mi «Roller Lash» dejó de teñir de negro mis pestañas pero se me ocurrió utilizarlo como aplicador del rímel de Astor … Qué felicidad al comprobar que podía retrasar un poco la compra de esta máscara que resulta cara para utilizarla diariamente.

Feliz fin de Semana amigas mías!!